Rebaja fiscal en la Comunidad de Madrid

El Presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, anunció el día antes de la presentación de los presupuestos regionales que a partir de 2014 se implantaría una rebaja fiscal en aquellos impuestos o tramos impositivos que atañen a su ámbito de gestión. El principal anuncio es la bajada de un 1,6 por ciento en el tramo autonómico del IRPF para todas las bases impositivas.

Además de la rebaja en el IRPF, también se van a recortar otros impuestos como el de Transmisiones Patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentados. En cuanto al primero, el descuento será de un 1 por ciento, mientras para el segundo la bajada llegará hasta el 25 por ciento.

El objetivo de la Comunidad de Madrid, en palabras de Enrique Ossorio es el de potenciar el crecimiento económico de la región así como acelerar la creación de empleo. Con estas medidas el gobierno madrileño calcula que el PIB regional alcanzará una tasa de crecimiento en 2014 del 1,5 por ciento, y conseguirá crear más de 13.000 nuevos puestos de trabajo.

Estas rebajas, a las que se suma la exención a los transportistas del pago del llamado “céntimo sanitario” que se aplica a los combustibles. El total de las rebajas supondrá que los madrileños dejarán de pagar hasta 375 millones de euros –216 millones del IRPF, 76 por Transmisiones Patrimoniales, 50 por Actos Jurídicos Documentados y 15 por el céntimo sanitario—.

El presidente regional, a la hora de hacer el anuncio, recalcó que la bajada de impuestos no supondrá un descenso de ingresos para las arcas autonómicas. Sin aportar cifras que respaldasen la afirmación aseguró que una reducción fiscal como la anunciada contribuye al crecimiento económico y este a su vez genera más ingresos a la administración pese a la bajada de los tipos impositivos.

2014 será el año que consolidará a la Comunidad de Madrid en la cabeza de las regiones con la menor presión fiscal de España.

Sin embargo, no hay acuerdo entre si estas medidas ofrecen mayores ventajas a las clases más deprimidas o las más pudientes. El sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) ha puesto de manifiesto que la aplicación de una rebaja del 1,6 por ciento a todos los tramos fiscales del IRPF implica que la rebaja será mayor cuanto mayor sean los ingresos –que determinan la base imponible sobre la que se aplica el impuesto y por tanto la rebaja. El sindicato asegura que los más beneficiados serán quienes perciban ingresos anuales superiores a los 600.000 euros ya que obtendrán una rebaja de más de 3.000 euros, mientras aquellos contribuyentes con una base imponible inferior a 17.000 euros solo verán un ahorro de 9 euros.

Desde Cataluña, la portavoz de Esquerra Republicana (ERC) ha acusado al gobierno regional de Madrid de practicar “dumping fiscal”, es decir, de competir deslealmente con el resto de comunidades con rebajas de impuestos que le son posibles aprovechándose de su situación privilegiada como capital del Estado.

Laura Mintegui
Estudiante de derecho en la Universidad Complutense de Madrid.