¿Qué es el DrawDown?

Acercarse al mundo de la bolsa requiere una formación previa y un método de inversión. Sin conocimiento es difícil que se llegue a obtener una rentabilidad constante y por lo tanto es aconsejable familiarizarse con los conceptos y las siglas que nos explican conceptos interesantes para el inversor. A la mayoría de los inversores el DrawDown les suena a nombre de montaña rusa, pero no estaría de más analizar el DrawDown de nuestras inversiones….

Es una magnitud que nos va a ayudar a medir el riesgo de nuestro sistema de trading. Es absolutamente imprescindible tener un sistema de inversión propio o tomado prestado, para acercarse al mercado. La ecuación rentabilidad riesgo es una de las bases que hemos de tener en cuenta cuando vamos al parqué, así que con cuanta más profundidad midamos el riesgo de nuestro sistema, mejor preparados estaremos para invertir. Decir que el DrawDown es el retroceso en la curva de resultados no nos saca mucho de dudas, pero se entiende claramente con un ejemplo. Tenemos un sistema de trading con el que hemos ganado 50.000 euros el año pasado y este año sin embargo nuestras ganancias están en el 30.000 así que nuestro DrawDown es de 20.000 euros. Se mantendrá en estos niveles mientras no volvamos a ganar más dinero y a perderlo. Volvemos con los ejemplos que esto parece un trabalenguas. Si el próximo año ganamos 60.000 euros y en 2015 ganamos 30.000, el cálculo se hará sobre el nuevo máximo, esto quiere decir que nuestro DrawDown habrá pasado a ser de 30.000 euros. Es una magnitud que se asocia normalmente a sistemas automáticos de inversión puesto que hacer una serie así requiere de muchos datos históricos que normalmente un inversor sin sistema automático no suele tener.

Es una variable que nos va a ayudar a conocer nuestro sistema en profundidad puesto que no sólo se trata de saber qué método nos hace ganar dinero, sino que nos haría la radiografía del sufrimiento que ha padecido ese método para llegar donde está. Y decimos sufrimiento porque por muy automatizado que tengamos el sistema de inversión, si vemos que perdemos 40.000 euros, aunque podamos recuperarlos con posterioridad, hay que tener los nervios muy templados y la mente muy concentrada para ver esa huida de dinero. En realidad es parte esencial de un trader, dominar sus sentimientos para que la codicia y el miedo no le lleven a tomar decisiones erróneas. El DrawDown metafóricamente hablando mediría los dientes de sierra que el sistema dejaría en un gráfico de ganancias y por lo tanto mide la estabilidad de ese sistema.

Ahora bien, tampoco vaya a obsesionarse con que siempre tiene que tener el mismo nivel de ganancias y pérdidas en el mercado porque ya se sabe que la bolsa hace lo que le parece. Siga su método de inversión y entre al mercado con dinero que no sea esencial para su vida porque siempre cabe la posibilidad de perderlo.

Laura Mintegui
Estudiante de derecho en la Universidad Complutense de Madrid.