¿Qué pasará después de la crisis? Españoles ahorradores contra derrochadores

Con la crisis económica, los españoles se han vuelto personas que controlan todo lo que gastan. En ahorradores potenciales, que no quieren gastar más de lo que tienen por miedo a no obtener ingresos en el futuro. Una tendencia cada vez más extendida, que podría cambiar en caso de que mejore la situación de la economía.

Ahora, es normal que sitios baratos estén llenos, que las ofertas se vendan mejor que los artículos de temporada, o que no se compren artículos innecesarios.

Pero yo me pregunto, ¿cuándo la situación mejore, qué pasará?

Lo normal sería pensar que los españoles continuarán con el ahorro, por miedo a que una situación de este tipo vuelva a darse. Pero, tampoco es descartable que la gente quiera desahogarse un poco, y vuelva a gastar cómo lo hacía antes de la crisis.

Dos corrientes opuestas pero muy válidas. Actualmente, las familias se comportan de manera ahorradora. Se tiran a los precios más económicos para poder llegar a fin de mes. Y es que, hay muchas familias, de 4 ó 5 miembros que viven con el sueldo de uno solo. Y con este presupuesto, se han hecho ahorradores a la fuerza, privándose de cualquier tipo de capricho que se salga de las necesidades básicas.

Es difícil que ante una situación tan complicada, como la que está viviendo España, la gente pueda cambiar de mentalidad tan rápido. La lógica indica que los españoles tardarán en fiarse de la mejora económica del país, pero siendo sinceros, ¿a quién no le gusta poder comprarse lo que quiera?

La mentalidad humana está hecha para adaptarse a los cambios. Si ahora toca ahorrar, se ahorra, y si mañana toca gastar porque es posible, pues a gastar se ha dicho. No creo que de la noche a la mañana, en la medida en que la situación mejore, los españoles se vuelvan locos gastando. Pero también creo que apretarse el cinturón es complicado, y si se prolonga en el tiempo puede tener consecuencias. Consecuencias negativas que harán que en cuanto se tengan ingresos suficientes se quieran gastar.

No creo que los derrochadores ganen la batalla. No creo que una vez se pueda los españoles gasten más de lo que tienen, pero estoy convencida de que la gente tiene muchas ganas de volver a vivir bien. Costará llegar a los niveles anteriores, pero poco a poco se irán acostumbrando a la buena vida, y comenzarán a gastar en función de sus ingresos.

Espero que la situación mejore pronto, para que nuestro país pueda empezar a salir adelante. Lo importante no es si seremos ahorradores o derrochadores, sino cuándo mejorará la economía. Una pregunta sin respuesta concreta, pero que cada vez está más cerca. Aunque parece una cifra insignificante, se espera que para 2014, España obtenga un crecimiento del 0,9%. Con un poco de paciencia, para 2017, se espera que las cosas comiencen a ponerse en su sitio. Previsiones que pueden equivocarse, pero mejor vivir con esperanza de que todo esto pasará, y que pronto, volveremos a convertirnos en derrochadores, aunque siempre con medida.

Laura Mintegui
Estudiante de derecho en la Universidad Complutense de Madrid.